Caso Práctico Embalajes

Sensenet puede detectar notas de olor o de sabor viniendo del embalaje e identificar el compuesto culpable.


El reto

  • Tuvimos que detectar olores procedentes de los envases en unos alimentos de una empresa alimentaria.
  • El estudio se basa en la identificación de los compuestos orgánicos volátiles (COV) relevantes en términos de olor en los envases, usando esta información para confirmar si hay contaminación de las muestras con un olor no deseado (ajo).

 

Nuestra estrategia

  • La extracción de los volátiles se realizaba mediante espacio de cabeza estático con bolsas de Nalophan. Se recogió un volumen conocido de aire de muestra en los tubos Tenax.
  • Posteriormente, las muestras se analizaron mediante GC-Sniffing.

 

Estos análisis han permitido determinar las concentraciones químicas de COVs emitidos por las muestras, junto con una evaluación olfativa de los mismos compuestos de forma individual. De esta manera, se han podido identificar los compuestos más relevantes en términos de percepción de olores, incluyendo los volátiles asociados al olor no deseado (ajo).


Resultados

Se identificaron tres compuestos de azufre en el envase, generando un olor a ajo en la muestra. Los compuestos identificados fueron el disulfuro de dimetilo, el sulfuro de dialilo y el disulfuro de dialilo (Tabla 1).

Por lo tanto, se debe tener cuidado en la selección y calidad del envase para asegurar que el envase en sí no sea una fuente de sustancias que puedan afectar negativamente a las propiedades organolépticas del alimento.

Tabla 1. Resultados del análisis GC-Sniffing-MS de las muestras S1, S2, S3 y S4.
Figura 1. Perfil cuantitativo de las familias químicas de los COV de las muestras (S1, S2, S3 y S4).
Contact
close slider

¡Sí! Me gustaría recibir actualizaciones (por correo electrónico o teléfono) sobre servicios, noticias, ofertas de Sensenet