Caso Práctico – Automoción

Nuestras pruebas de olores de automoción son completas y exhaustivas. Evaluaremos el interior de todo el vehículo, para determinar el carácter general del olor del vehículo.


El Reto

  • Un notorio fabricante de automóviles quería evaluar el interior de su vehículo, para determinar el carácter general del olor del vehículo.
  • El análisis se basó en la cromatografía de gases combinada y en la espectrometría de masas tiempo de vuelo (GC-ToFMS) de los compuestos volátiles emitidos por dos muestras (producto nuevo y de segunda mano), para identificar los COV que se liberan en el interior de los dos coches y determinar si las concentraciones químicas emitidas superaban los niveles de valor umbral de olor (OTV).

Nuestra Estrategia

  • Cada muestra se analizó por duplicado en dos ubicaciones diferentes de los coches (cerca del espejo y cerca del conducto de escape) y se tomaron diferentes volúmenes.
Imágenes del muestreo: muestra cerca del conducto de escape (izquierda) y cerca del espejo (derecha).


Resultados

Las familias predominantes en las muestras son los hidrocarburos alifáticos, los compuestos aromáticos, los hidrocarburos cíclicos, las cetonas y los alcoholes (Figura 2). Algunos de los compuestos relevantes para el olor en el coche de segunda mano eran el aldehído octanal y el ácido butanoico orgánico, el 3-metilo.

Estos compuestos son responsables de las notas cítricas, grasas y verdes y el ácido orgánico de las notas de queso, de sudor y de rancio.

El nuevo coche tenía aldehído hexanal como un compuesto relevante que genera notas olorosas de hierba, verde y fresca.

Figura 2. Comparación gráfica de las concentraciones (ug/m3) de cada grupo químico en las muestras analizadas. Las concentraciones para cada muestra son el resultado del promedio.
Figura 3. Cromatograma obtenido cerca del conducto de escape y del espejo
Contact
close slider

¡Sí! Me gustaría recibir actualizaciones (por correo electrónico o teléfono) sobre servicios, noticias, ofertas de Sensenet